Historia de la Diocesis de La Vega

La Diócesis de la Vega fue creada el 8 de agosto de 1511 por el Papa Julio II. En el año 1513, llega a La Vega el primer obispo, Don Pedro Xuarez Deza, que al mismo tiempo es el primer obispo en llegar a la Isla. Según nos cuentan los historiadores para el año 1526 el Obispado de la Concepción queda bajo la administración del de Santo Domingo. Más tarde dejó de existir y desapareció definitivamente en el año 1606, quedando en la Isla una sola diócesis.
 
El 25 de septiembre de 1953, fue creada nuevamente la Diócesis de La Vega. Se restablece la Provincia eclesiástica de Santo Domingo con la creación de la diócesis de Santiago y La Vega y la Prelatura nullius de San Juan de la Maguana.La recién creada diócesis de La Vega queda formada por cinco provincias: 1. La Vega; 2. Duarte; 3. Samaná; 4. Sánchez Ramírez; 5. María Trinidad Sánchez. En el año 1956, fue nombrado su primer obispo, Monseñor Francisco Panal Ramírez. La Diócesis contaba con 37 parroquias.
 
Tenía una extensión de 8,142.7 Kilómetros cuadrados y una población de 860,138 habitantes.Para esa época el 96% de la población eran católicos. Monseñor Panal inicia el pastoreo de esta diócesis, en medio de la tiranía de Trujillo, pero esto al principio no constituyó un obstáculo para ninguno de los obispos, ya que la Iglesia vivía en estrecha armonía con el gobierno de Trujillo.
 
Estas buenas relaciones se fortalecieron con la firma del llamado concordato. Con este acuerdo ambas instituciones se comprometían a ayudarse mutuamente. Ese concordato fue aprobado por el Congreso Nacional el 10 de julio de 1954 y ratificado el 6 de agosto de 1954.
 
Entre las obras principales de Monseñor Panal, se encuentran la creación del Instituto de Catequesis, en el año 1964, da los primeros pasos para la Pastoral Social, la llegada de varios movimientos apostólicos, especialmente los Cursillos de Cristiandad. Como pastor podemos destacar que fue el que enfrentó la dictadura de Trujillo con valor profético y evangélico.Monseñor Panal es sustituido en el año 1966 por el nuevo Obispo de la Diócesis Monseñor Juan Antonio Flores Santana.
 
Entre las principales obras de Monseñor Flores se encuentran el Centro de Promoción Campesina, Seminario Menor Santo Cura de Ars, Universidad Tecnológica del Cibao (UTECI), organización de las comisiones diocesanas, formación del Clero, fortalecimiento de la Obra Diocesana de las Vocaciones Sacerdotales, formación sistemática de los catequistas, promueve los primeros Presidentes de Asamblea de la diócesis de La Vega, ordenación de los primeros Diáconos Permanentes, fortalecimiento de la espiritualidad de los sacerdotes diocesanos.
 
En el año 1978 se crea la Diócesis de San Francisco de Macorís, quedando reducida la Diócesis de La Vega a cuatro provincias: La Vega, Salcedo, Sánchez Ramírez y Monseñor Nouel. Según el censo de 1993 nuestra diócesis consta de 759,015 habitantes. Se han creado un total de 50 parroquias y en ejecución existen 39 parroquias funcionando.
 
El 8 de diciembre de 1992 es nombrado obispo Monseñor Antonio Camilo González. Monseñor Camilo continúo fortaleciendo las comisiones e impulsando otras que no existían. Dedica mucho tiempo a las visitas pastorales y a la promoción vocacional.A partir del 1982 es que se inicia el fortalecimiento de las comisiones.
 
En la actualidad en la Diócesis funcionan las siguientes comisiones: Pastoral Familial, Pastoral Social, Pastoral Juvenil, Movilidad Humana, Catequesis, Liturgia, Pastoral Penitenciaria, Comisión de Laicos, Formación Humana y Religiosa, Escuela de Diáconos Permanentes.
 

Fuentes: http://todosveganos.blogspot.com

 

 

 

 

 

 

 

Azua una urbe con numerosa historia

Su fundación data del 1504 siendo la primera villa de la isla de República Dominicana con el nombre de Azua de Compostela por Don Diego de Velásquez (Conquistador de Cuba y Puerto Rico). El 7 de diciembre de 1508, por Real Cédula ordenado en Sevilla por el Rey Fernando el Católico, le fue concedido el escudo heráldico, y se establece como provincia en 1844.
La ciudad de Azua ha sido destruida tantas veces por causas naturales y bélicas, huellas visibles de estas catástrofes son : las ruinas de la ciudad colonia (ubicada en Pueblo Viejo), Las ruinas del Convento de la Merced, etc. . .
Empezando desde el parque chiquito o mejor dicho parque 19 de Marzo, nos encontramos con uno de los dos cañones con los que el ejercito dominicano obtuvo la victoria en la batalla del 19 de Marzo y el monumento a los héroes ,donde están inscritos los nombre de los que participaron en la batalla.
Siguiendo con nuestro recorrido por la agradable ciudad de Azua llegamos ala Biblioteca Municipal ( y a la vez funciona como Museo), lleva como nombre ATHENE fue fundada el 15 de agosto de 1925. Es una pena que un edificio tan importante y representativo no se le de el mantenimiento y limpieza que se merece.
El siguiente punto donde nos detenemos es en el parque Duarte. En los alrededores del parque tenemos; el Ayuntamiento, la Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, el Club 19 de Marzo, residencias de los Moquetes ( lugar donde ,Trujillo pasaba su días cuando iba Azua, y a su vez una casa con formidable diseño arquitectónico).
Caminando un poco más llegamos a las Ruinas de La Merced, que fue usado como cementerio hasta la construcción del que esta situado en la Nicolás Mañón.
Subimos a la Loma de Resolí y allí encontramos el altar en memoria a los héroes aprovechamos y podemos observar el hermoso paisaje arbolado. Desde el la Loma observamos la playa de Monte Rio nuestro siguiente punto donde realizaremos las siguiente parada. La costa azuana al igual que la ciudad guardan mucha historia , en esta hermosa playa es donde solía pasar sus horas de recreo el conquistador de México Hernán Cortes, quien ejerció en Azua el oficio de escribano , y desde donde salió junto a Diego Velázquez hacia el territorio del Águila y la Serpiente para ceñirse la corona imperial de Moctezuma.

 

Aquí finalizo la pequeña guía turística de Azua encontraras más información:

Fuentes: http://es.wikipedia.org/wiki/Azua_de_Compostela

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fuentes: http://yimbox.blogspot.com/2007/02/azua-una-urbe-con-numerosa-historia.html

Las Ruinas de Jacagua


 

 

 La fundación de Jacagua ocurrió posiblemente el año de 1504, cuando Frey Nicolás de Ovando establece su nuevo asiento en el lugar det mismo nombre. Ya en 1508, según lo revelan los estudiosos de la época, la villa de Santiago tiene armas nobiliarias que les son concedidas por la reina Juana de Castilla. En la cronología de Jacagua, obra del investigador Carlos Dobal, se pueden seguir los pasos fundamentales más importantes de aquella ciudad, cuyos restos revelan una planta bien consolidada y distribuída de manera 1ógica.

En 1520 la crisis demográfica que afecta la isla de Santo Domingo influye notablemente en el trasiego y la concentración de poblaciones por vez primera. Jacagua o Santiago, se despuebla, y sus habitantes, buscando el mar, van a Puerto Plata.

Las nuevas tierras descubiertas son un atractivo para los colonizadores. La crisis del oro es total, y al parecer los ingenios de azúcar se consideran la principal fuente de riquezas.

Ya en plena decadencia desde hace tiempo, un terremoto, el mismo que destruyó la ciudad de La Vega en el año de 1562, destruye la decadente urbe, la que es trasladada a orillas del rio Yaque.

Jacagua, desde ese memento, se transforma en un monumento abandonado que habla de la gran importancia de la fundación antes de 1520. En el año de 175l un terremoto afecta parte de las ruinas, derribando algunos elementos

En el último cuarto del pasado siglo el arquitecto Onofre de Lora trató de hacer algunas restauraciones que resultaron en desmedro del conjunto.

Luego de su destrucción por el terremoto de 1562, Jacagua, también llamado Santiago Viejo, pasó por las manos de numerosos propietarios, siendo el lugar perturbado y usado en algunos casos como sitio de cantería para otras edificaciones. Sin embargo existen suficientes elementos arquitectónicos para poner en valor las ruinas. No se han hecho verdaderas excavaciones profesionales en el sitio.

Pisos, muros, y plantas de viviendas esperan una verdadera cruzada de salvamento del Santiago más viejo de América.

 

 

 

 

 

 

Tercera fundación de la Ciudad de La Vega

En 1805, un intento fallido de dominación por parte de los habitantes de la parte occidental de la Isla. Hace que en su proceso de retirada, las tropas del general Jean Jacques Dessalines, incendien la Ciudad de La Vega, junto a otras ciudades del Cibao. Cuenta Guido Despradel en su libro «Historia de La Vega» que «Solamente la Iglesia y dos casas más de mampostería se libraron de la furia destructora del incendio a que sometiera a esta, y en aquel entonces risueña villa de Concepción de La Vega, el analfabeto Jean Jacques Dessalines. Y tal fue el terror que se apoderó de sus vecinos ante la irascible y brutal acometida de las huestesen derrota, que huyeron despavoridos a la montaña y a la espesura de los bosques, procurándose un seguro refugio del cual solamente los hizo salir, para volver a fundar vivienda sobre las cenizas de sus hogares un animoso religioso de la orden de San Agustín, expresamente enviado para realizar tan útil y necesaria labor de confianza y acercamiento».

La Ciudad es nuevamente fundada el 13 de marzo de 1813, cuando la isla después de haber pasado algunos años bajo el poder de Francia, vuelve a estar bajo el poder de la Corona Española. Hasta ser ocupación por los Haitianos en 1822.

Las calles de lo que hoy es el Centro Histórico de La Vega, son prácticamente las mismas calles trazadas en su segunda fundación en 1562 . Y luego mejoradas por el gobernador Haitiano Placide Lebrun, entre 1822 y 1844. Según Ing. Cesar Arturo Abreu, la ermita de San Sebastián Mártir, que fue alrededor de la cual los sobrevivientes del terremoto de ese año se asentaron, formando la nueva Ciudad.

De dicha época a la de la ocupación haitiana, su progreso fue lento y escaso en la obtención de beneficios materiales. Pero durante la intervención haitiana, La Vega contó con un gobernante muy progresista llamado Placide Le Brun, quien ordenó empedrar las primeras calles, a las que dio nombre. Se construyeron puentes y se estimuló la agricultura.

El 7 de mayo de 1842 la ciudad fue una vez más abatida por un terremoto, que destruyó las principales construcciones con que contaba, como el Palacio de Gobierno y la Iglesia. La Vega tomó entonces el triste aspecto que conservó por muchos años.

En los días de la Independencia Nacional la ciudad de La Vega se integró a la causa de la libertad, sirviendo de enlace el cura párroco prebístero José Eugenio Espinosa y Azcona. El 4 de marzo de 1844 La Vega formalizó su pronunciamiento en favor de la independencia, y ese mismo día se convirtió en el primer pueblo del país que izó el pabellón tricolor, confeccionado por las señoritas Villa.

El Comercio la agricultura y la industria, adquieren nuevo impulso con las inmigraciones provenientes de Santo Domingo, Santiago, Moca y otros lugares. El historiador Manuel Ubaldo Gómez señala que para esa época la instrucción pública sólo alcanzaba a las personas pudientes.

En ese se funda la Logia Masónica Concordia, primera instalada en el Cibao. Un grupo de jóvenes veganos funda la sociedad La Progresista, que había de contribuir de manera notable al engrandecimiento cultural de La Vega. También se construyó el primer teatro del país, que lleva ese mismo nombre.

Un hecho que vino a fortalecer de manera decisiva el desarrollo económico de la zona fue la inauguración del ferrocarril entre el puerto de Las Cañitas (Sánchez) y la ciudad de La Vega, producto del esfuerzo del benemérito Gregorio Rivas. En efecto, el transporte por ese medio de frutos y mercancías propició nuevas condiciones de vida a la sociedad vegana. En 1915 la ciudad recibe el nombre de ciudad culta, por su dedicación al arte y la cultura. En el lugar de las ruinas de la primera ciudad, existe un parque arqueológico y un pequeño museo. Con el correr de los años ha surgido un poblado llamado Pueblo Viejo, en honor al primer lugar donde existió la ciudad.

Fuentes : http://es.wikipedia.org

Segunda fundación de la Ciudad de La Vega

El 2 de diciembre de 1562 la ciudad fue destruida por un terremoto, siendo trasladada a la orilla meridional del río Camú. La segunda fundación de la ciudad corresponde a su actual emplazamiento y se crée que tuvo lugar entre los años 1562 y 1563. Se realiza al margen del rio Camú. La fecha exacta de la fundación de la nueva Concepción de La Vega se ignora, los historiadores refieren que después del terremoto, los vecinos, resolvieron fundar la nueva población a una distancia de dos leguas, en la margen meridional del río Camú, donde había una ermita dedicada a San Sebastián.

El esquema de desarrollo de la nueva ciudad seguía los patrones españoles: Una plaza principal, (plaza de armas, al sur de esta se erigió la iglesia y el cementerio, al oeste la fortaleza y la plaza de Gobierno, al este las casa principales de la comunidad y alrededor de la plaza al oeste y este las viviendas que no eran mas que chozas, cuya construcción era de madera de pino y palma y techos de palma y yagua.

Para 1598 sólo existían dieciséis casas de paja y no había plaza ni calles. Al tiempo de Antonio Osorio se registraron cuarenta vecinos, entre ellos un zapatero, un sastre y un tratante, y se contaron quince estancias de yuca y maíz.

En las primeras décadas del siglo XVIII La Vega tenía una población que se aproximaba a las 3,000 personas, que vivían en forma muy pobre. De ellos, 450 eran hombres de armas.

El prebístero Francisco Amézquita y Lara fue el primer historiador que tuvo La Vega.

Fuentes : http://es.wikipedia.org

Celebran los 50 años del desembarco del 1J4 en Constanza

Constanza.- Pioneros en externar la idea de una conmemoración nacional, diversos sectores de Constanza convergen en que siendo este municipio el escenario del arribo al país del primer contingente de exiliados hace 50 años, es obvia la celebración en el mismo de los primeros actos recordatorios de la epopeya.

La iniciativa fue externada por representantes comunitarios que asistieron a la actividad pre conmemorativa celebrada el domingo en el aeropuerto local, como parte de la Misión por la Memoria.

Una segunda actividad tuvo como escenario los salones del hotel Alto Cerro, donde se recordaron los caídos en el alzamiento armado del Movimiento 14 de Junio de 1963, en protesta contra el golpe de Estado al gobierno de Juan Bosch y por el restablecimiento de la Constitucionalidad secuestrada.

En el aeropuerto depositaron ofrendas florales a los héroes de Constanza de 1959 miembros de la Fundación Testimonio de Santiago, Mao, Puerto Plata y Santo Domingo.

Expedicionarios
El arquitecto Anselmo Brache, directivo de la Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, hizo una exposición en el propio aeropuerto sobre cómo sucedieron los acontecimientos del 14 de junio de 1959 desde el momento en que aterrizó el avión que trajo a los expedicionarios desde el campamento Mil Cumbres en territorio cubano.

Brache es primo de un expedicionario y autor de un copioso libro que plasma una prolongada investigación sobre las expediciones y la suerte corrida por los exiliados antitrujillistas.

Como se recuerda, por Maimón y Estero Hondo, en la costa de la norteña provincia de Puerto Plata, llegaron otros dos grupos que, sumados a los de Constanza, completaron más de 200 expedicionarios que, armas en manos, vinieron a combatir la tiranía trujillista.

Fuentes: www.listin.com.do

Ferrocarril Sánchez – La Vega

Fue el primero – a nivel largo tramo – en tener registro en República Dominicana. La cristalización de este avance progresista – que sumó la rueda al desarrollo del país – tuvo un genitor: don Gregorio Riva ( en realidad Rivá ). Don Gregorio fue uno de los hombres mas progresistas que ha nacido en la tierra de Duarte.

El Ferrocarril Sánchez -La Vega fue inaugurado alrededor de 1887. Es decir, diez años antes que el inaugurado por el Presidente Lilises Heureaux, para unir Pto. Plata y Santiago de los Caballeros, el 15 de Agosto de 1897.

El Ferrocarril Sánchez -La Vega tuvo una particularidad, la de las distancia entre sus rieles en lo relativo a paralelismo. Esa distancia era mayor que la «standard» y por ende ese mismo «fenómeno» redundaba en la longitud de los ejes de las ruedas de locomotora y vagones. Por esa circunstancia no pudo anexarse al resto del Ferrocarril Central Dominicano. Este, tras su inauguración, digámoslo así, en 1897, fue ampliado en diversas etapas comenzando por la añadida por el Presidente Ramón Cáceres hacia Moca desde Santiago. Luego a La Vega.

Hay un cuento, excelente pieza literaria de factura dominicana, nacido de la pluma genial de don Julio Vega Batlee que El tituló «El Tren no Expreso» que narra magistralmente un «viaje» por el tramo ferrocarrilero que nos ocupa.

La construcción del «Ferrocarril de Sánchez» debió haber sido toda una proeza de ingeniería, sobre todo porque tiene tramos sobre terrenos muy pantanosos. Sitios donde se dijo acerca de la abundancia de la sanguijuela chupadora de sangre. Antes de su festín es mero hilillo, pero cuando chupa y chupa, en un santiamén crece engordando insólitamente por la sangre que la llena. Imaginable sea el viacricis del que caiga en un «sanguijuelas».

Para 1919 hubo una huelga en dicho ferrocarril – ese fue el año de las huelgas – y EL DIARIO – cotidiano santiagues – en su emisión del 13 de Junio, acota; «OBREROS EN HUELGA» TREN DETENIDO EN PLENA CIENAGA POR AVERÍA. TRAFICO PARALIZADO. OBREROS PIDEN AUMENTO DE SALARIO.».-» Los obreros de la compañía del Ferrocarril se declararon en huelga esta mañana a hora de empezar a trabajar. El tren salió un poco mas tarde de su hora fija y según noticias este se halla detenido en la milla 7 a consecuencia de haberse roto una pieza a la maquina. El tráfico está completamente paralizado. Todo ha sucedido en razón a que no se les ha aumentado el salario a dichos trabajadores, lo que hace días vienen pidiendo». Fin de esta cita.

El 17 del mismo mes y año precitados EL DIARIO vuelve a ocuparse del tema así: «DE LA HUELGA.- Ha llegado a Sánchez una comisión delegada por el Gobierno Militar, para mediar entre los huelguistas y el Ferrocarril, y darle una solución al conflicto. Los vapores han dejado la carga de Sánchez en Samaná. » Fin de la cita.

EL DIARIO del 27 de Junio de 1919 trae un largo comunicado firmado por Wm. A. Elders, Administrador Gral. Interino ( seguramente que del Ferrocarril ). ( Recordemos que eran los Días de la 1ra. intervención de USA contra R.D.) Ese documento – EL DIARIO lo titula «Comunicaciones cruzadas con motivo de la huelga, ya terminada- fija aumentos que van desde un 15% hasta un 80% de los salarios anteriores, de acuerdo a la función desempeñada ( capataces, peones de vías, carpinteros de las lanchas, etc. Y que todo tiempo extra tendrá salario doble. Que el horario será de 6 a.m. a 12 m. Y de 2 p.m. a 5 p.m. «La empresa no podrá retirar trabajador alguno sin causa justificada.» Etc.

Para terminar, por hoy, con el tema – solicitado por universitarios de la rama de Arquitectura, veganos – diremos que fue el Ultimo tramo ferrocarrilero en desaparecer en R.D. Sabemos que el Ferrocarril Central Dominicano, desde Pto. Plata, Santiago, Moca, La Vega, etc., fue llevado por Trujillo a su emporio azucarero. Se salvo el Sánchez -La Vega porque la anchura de sus locomotoras etc. no era «standard».

No obstante, leídos en un diario nacional, hace unos años, que los rieles de ese tramo

» se los habían robado». kilómetros y kilómetros de Estos»……

?El oprimido lleva dentro al opresor e imita cuando el primero es destronado por el segundo? Trujillo se llevo los tramos precitados ?quiénes de los oprimidos…lo imitaron?

Cabe recordar – para finalizar – que el referido tramo fue un ramal del Ferrocarril de Samaná al cual se agregó el sistema par comunicar con Sánchez y La Vega, de unos 13 kilómetros y medio involucrando a San Fco. de Macorís.

La Vega Republica Dominicana

Primera fundación de la Ciudad de La Vega:

En su Origen se le llamó Padre Fantino, en Honor al Inolvidable Padre Fantino párroco del Santo Cerro, ya que gran parte de su vida la dedicó al desarrollo de los valores morales y cristianos del Santo Cerro y zonas aledañas. Este centro inició sus labores en el año 1963 con un grupo de jóvenes que habían cursado el 6° grado, pero no tenían escuela intermedia, para cursar la educación media tenían que ir a La Vega o en Moca. Se empezó como una especie repaso, los jóvenes solían reunirse en un Salón ubicado detrás de la Parroquia San Lorenzo Mártir. Estas primeras ideas o ensayos fueron generadas por el padre Narciso Alonso S. J. ya que el mismo poseía un vasto conocimiento sobre este tipo de educación, por el motivo de que en toda su vida había dirigido liceos, primero en China Continental y luego en República Dominicana donde fue director del Instituto Politécnico Loyola en San Cristóbal.

E1 dinámico Párroco Wenceslao García S. J, quien años antes había fundado a Radio Santa María en el Santo Cerro, se unió a la loable labor que llevaba a cabo el Padre Alonso conjuntamente con la señorita Antonia Hernández Secretaria de la parroquia y precursora de algunas de las obras de más relevancia que ha tenido lo que hoy es el Distrito Municipal de Río Verde Arriba como son la iglesia y la policlínica rural que ante existía.

Estos señores fueron organizando los cursos que se iban impartiendo, construyendo el local y añadiendo paulatinamente cursos y aulas al mismo. La primera promoción se realizó en el año 1969, y la oficializaron en 1970. Así pues, la primera graduación realizada de forma oficializada fue llevada a cabo en el verano de año 1971, para ese entonces el Centro Educativo ya contaba con dos tandas: Matutina y Vespertina y era Dirigido por Oscar Méndez S. J.

Entre los primeros profesores que impartieron docencia en el liceo se encontraban: Cándido Pichardo, Oscar López, Rolando Jiménez, Tarquino Viloria quien fue director del Liceo Don Pepe Alvarez, Silviana Toribio hoy religiosa, perteneciente a las Hermanas que dirigen el Colegio Cardenal Sáncha, en La Vega.

La primera fundación realizada por Cristóbal Colón, según el historiador vegano Manuel Ubaldo Gómez fue el 8 de diciembre de 1494. Esta fue abatida por un movimiento sísmico en 1562. Sus ruinas son conocidas hoy como “Ruinas de la Vega Vieja”.

Las Casas expresa que Colón, maravillado por la belleza del lugar le puso por nombre «La Vega Real». Su desarrollo económico inicial se cimentaba en la fundición de oro y en el cultivo y procesamiento de la caña de azúcar.

Esta primera fundación se dice que pasó a ser “la primera en importancia en toda la zona”. Ya en principios del siglo XVI, disponía de obispo en catedral, más dos conventos, el fuerte, un edificio que funcionaba como hospital, casa de fundición de monedas y edificios de administración.

Allí se acuñó la primera moneda y se establecieron los primeros comerciantes. En 1508 se le dio título de ciudad y en 1512 se erigió como sede del primer obispado establecido en la isla, siendo su único titular el Doctor Pedro de Deza. Por ella transitaron Fray Bartolomé de Las Casas y Fray Pedro de Córdoba, defensores de los indígenas.

En la Concepción de La Vega fue donde se produjo el primer reparto de indios, a cargo de Rodrigo de Alburquerque y donde se estableció el convento de la Orden de las Mercedes, el cual se asoció legendariamente con la cruz plantada por Colón en el Santo Cerro, dando lugar al nacimiento del culto de dicha advocación mariana en nuestro país. Esta cruz llegaría a alcanzar una notable fama con el nombre de la Vera Cruz.

Esta villa es importante sin embargo, en la época de la colonia, ya que en 1508 se le otorgo el título de ciudad y en 1512 se le designo como sede del primer obispado de la isla .

Cuenta la tradición que en una de las batallas entre españoles e indígenas, en este lugar, se apareció la Virgen de Las Mercedes, en medio de los dos bandos en lucha, quien hizo el milagro de devolver las flechas que los indígenas le lanzaban a los españoles, beneficiando la victoria de los éstos. Un cuadro artístico detalla esta leyenda, de tradición hispanófila, el cual se conserva en la Iglesia de Las Mercedes, en el Santo Cerro.

Segunda fundación de la Ciudad de La Vega:

El 2 de diciembre de 1562 la ciudad fue destruida por un terremoto, siendo trasladada a la orilla meridional del río Camú. La segunda fundación de la ciudad corresponde a su actual emplazamiento y se crée que tuvo lugar entre los años 1562 y 1563. Se realiza al margen del rio Camú. La fecha exacta de la fundación de la nueva Concepción de La Vega se ignora, los historiadores refieren que después del terremoto, los vecinos, resolvieron fundar la nueva población a una distancia de dos leguas, en la margen meridional del río Camú, donde había una ermita dedicada a San Sebastián.

El esquema de desarrollo de la nueva ciudad seguía los patrones españoles: Una plaza principal, (plaza de armas, al sur de esta se erigió la iglesia y el cementerio, al oeste la fortaleza y la plaza de Gobierno, al este las casa principales de la comunidad y alrededor de la plaza al oeste y este las viviendas que no eran mas que chozas, cuya construcción era de madera de pino y palma y techos de palma y yagua.

Para 1598 sólo existían dieciséis casas de paja y no había plaza ni calles. Al tiempo de Antonio Osorio se registraron cuarenta vecinos, entre ellos un zapatero, un sastre y un tratante, y se contaron quince estancias de yuca y maíz.

En las primeras décadas del siglo XVIII La Vega tenía una población que se aproximaba a las 3,000 personas, que vivían en forma muy pobre. De ellos, 450 eran hombres de armas.

El prebístero Francisco Amézquita y Lara fue el primer historiador que tuvo La Vega.

Tercera fundación de la Ciudad de La Vega:

En 1805, un intento fallido de dominación por parte de los habitantes de la parte occidental de la Isla. Hace que en su proceso de retirada, las tropas del general Jean Jacques Dessalines, incendien la Ciudad de La Vega, junto a otras ciudades del Cibao. Cuenta Guido Despradel en su libro «Historia de La Vega» que «Solamente la Iglesia y dos casas más de mampostería se libraron de la furia destructora del incendio a que sometiera a esta, y en aquel entonces risueña villa de Concepción de La Vega, el analfabeto Jean Jacques Dessalines. Y tal fue el terror que se apoderó de sus vecinos ante la irascible y brutal acometida de las huestesen derrota, que huyeron despavoridos a la montaña y a la espesura de los bosques, procurándose un seguro refugio del cual solamente los hizo salir, para volver a fundar vivienda sobre las cenizas de sus hogares un animoso religioso de la orden de San Agustín, expresamente enviado para realizar tan útil y necesaria labor de confianza y acercamiento».

La Ciudad es nuevamente fundada el 13 de marzo de 1813, cuando la isla después de haber pasado algunos años bajo el poder de Francia, vuelve a estar bajo el poder de la Corona Española. Hasta ser ocupación por los Haitianos en 1822.

Las calles de lo que hoy es el Centro Histórico de La Vega, son prácticamente las mismas calles trazadas en su segunda fundación en 1562 . Y luego mejoradas por el gobernador Haitiano Placide Lebrun, entre 1822 y 1844. Según Ing. Cesar Arturo Abreu, la ermita de San Sebastián Mártir, que fue alrededor de la cual los sobrevivientes del terremoto de ese año se asentaron, formando la nueva Ciudad.

De dicha época a la de la ocupación haitiana, su progreso fue lento y escaso en la obtención de beneficios materiales. Pero durante la intervención haitiana, La Vega contó con un gobernante muy progresista llamado Placide Le Brun, quien ordenó empedrar las primeras calles, a las que dio nombre. Se construyeron puentes y se estimuló la agricultura.

El 7 de mayo de 1842 la ciudad fue una vez más abatida por un terremoto, que destruyó las principales construcciones con que contaba, como el Palacio de Gobierno y la Iglesia. La Vega tomó entonces el triste aspecto que conservó por muchos años.

En los días de la Independencia Nacional la ciudad de La Vega se integró a la causa de la libertad, sirviendo de enlace el cura párroco prebístero José Eugenio Espinosa y Azcona. El 4 de marzo de 1844 La Vega formalizó su pronunciamiento en favor de la independencia, y ese mismo día se convirtió en el primer pueblo del país que izó el pabellón tricolor, confeccionado por las señoritas Villa.

El Comercio la agricultura y la industria, adquieren nuevo impulso con las inmigraciones provenientes de Santo Domingo, Santiago, Moca y otros lugares. El historiador Manuel Ubaldo Gómez señala que para esa época la instrucción pública sólo alcanzaba a las personas pudientes.

En ese se funda la Logia Masónica Concordia, primera instalada en el Cibao. Un grupo de jóvenes veganos funda la sociedad La Progresista, que había de contribuir de manera notable al engrandecimiento cultural de La Vega. También se construyó el primer teatro del país, que lleva ese mismo nombre.

Un hecho que vino a fortalecer de manera decisiva el desarrollo económico de la zona fue la inauguración del ferrocarril entre el puerto de Las Cañitas (Sánchez) y la ciudad de La Vega, producto del esfuerzo del benemérito Gregorio Rivas. En efecto, el transporte por ese medio de frutos y mercancías propició nuevas condiciones de vida a la sociedad vegana. En 1915 la ciudad recibe el nombre de ciudad culta, por su dedicación al arte y la cultura. En el lugar de las ruinas de la primera ciudad, existe un parque arqueológico y un pequeño museo. Con el correr de los años ha surgido un poblado llamado Pueblo Viejo, en honor al primer lugar donde existió la ciudad.

Fuentes: http://es.wikipedia.org

El Liceo Manuel Acevedo Serrano (Cutupu)

Al principio del año 1972 el Padre Ángel Palacio S, J. se encarga de la dirección hasta el inicio del ano 1973 provisionalmente. Lo sustituye el Padre José Luis Lanz S. J., hasta el verano de ese mismo año, cuando vuelve el Padre Oscar Méndez, permaneciendo como director del centro durante un año más. En octubre del ano 1974 el Padre José Luis Lanz retorna a la dirección, sustituyendo de este modo al Padre Oscar Méndez.

En el año 1975 se inicia el bachillerato comercial, convirtiéndose de este modo en el primer centro educativo a nivel de la región del Cibao en tener un bachillerato comercial, ya para septiembre de 1976 se traslada el nuevo edificio donde está alojado actualmente. En el acto inaugural el presidente de la república, en ese entonces el Dr. Joaquín Balaguer Ricardo, aprueba dentro de los estatutos del centro, la diversificación de áreas técnicas, como cursos de corte y confección, Mecánica automotriz, mecanografía.

En los años 1977-1978 estando en licencia el director del centro, asume las funciones el Prof. Fermín Peña. En febrero de 1978 muere uno de nuestros profesores más relevante de Cutupú, Félix Ynoa y en diciembre de 1980 fallece también la Prof. Hilda Hernández. En septiembre de 1979 se incorporan religiosas del Perpetuo Socorro, haciéndose cargo Sor Francisca Cuevas de la dirección en la tanda vespertina. En enero de 1980 el Padre Ignacio Villar S.J. (Padre Chuco), se inicia como director de la tanda matutina. En el año 1981 Sor Rosa Yunen o Sor Cipriana como se le conoce, se incorpora a la dirección vespertina hasta 1987, siendo sustituida por Sor Lucia Rodríguez. En 1988 el Padre Lanz sustituye al Padre Chuco. En la actualidad nuestro liceo pasa a ser dirigido por las hermanas Filipense, perteneciente a Fe y Alegría. Actualmente está siendo dirigido en sus dos tandas por la Hermana Laureana Nicasio Disoné.

Este Centro Educativo celebra cada año una graduación, contando en cada una con decenas de graduandos. En estas graduaciones, no sólo se cuenta con alumnos del bachillerato tradicional o común sino con alumnos del bachillerato comercial graduándose en áreas técnicas como Contabilidad y secretariado, este último tiene sus ventajas, ya que los alumnos pueden trabajar al salir del centro y con ese dinero puede costear sus estudios superiores.

MAS DETALLES : (Fuentes: http://cemasfeyalegria.blogspot.com/)

El Centro de estudio Profesor Manuel Acevedo Serrano, antes llamado Padre Fantino fue fundado en el año 1963 siendo su fundador el Padre Narciso Alonzo, SJ. El se preocupo al ver que los jóvenes que terminaban los estudios primarios (1ro a 5to) no podían proseguir sus estudios intermedio ( 7mo a 8vo) y el bachillerato por falta de escuelas en la zona. Algunos, con posibilidades económicas lograban seguir sus estudios solo si se trasladaban de Moca a La vega.
El R.P. Narciso Alonzo quien toda su vida había dirigido escuela y liceos, primero en China y luego en Rep. Dom. donde fue rector del politécnico Loyola de San Cristóbal, comenzó a darle a los jóvenes una especie de repaso para que pudieran recibir los exámenes en La vega de la parte de atrás de la iglesia, debajo de un árbol.
Luego se construyo una enramada y mas luego se fueron construyendo salones de block uno por uno.
En Septiembre del 1963 Alonso con la ayuda del Padre Wenceslao García ( Director y Fundador de Radio Santa Maria en el Cerro) y la Secretaria de la iglesia Hilda Fernández incursionaron en la labor docente con el primer grupo que curso el Séptimo Grado. Paulatinamente se iban construyendo 8 aulas y una Dirección, cada año eran mas los alumnos que iban llegando.
Se hacían diversas actividades para la obtención de Recursos Económicos para la administración en el mantenimiento del mismo.

En el año 1969 emerge la primera promoción de bachilleres. En Agosto de 1970 se realizo la primera promoción y en 1971 se oficializo el plantel, para este entonces estaba adscrito al Liceo Don Pepe Álvarez de la Vega adonde tenían que acudir los alumnos para recibir los exámenes.

En Julio de 1976 se inauguran los nuevos salones de clases en su terreno de 10 tareas que donó el terrateniente Ramón Cáceres, detrás de la iglesia. Estos salones fueron construidos por el ex-presidente DR. Joaquín Balaguer.
El local posee:
  • 22 salones de clases
  • 1 Comedor
  • 1 Cocina
  • 1 Despensa
  • 1 Sala de orientación
  • 1 Sala para la dirección
  • 1 Enfermería
  • 3 Sala de Baños
  • 1 Cisterna
  • 2 Canchas

Con este nuevo local de desocupo el primer local que en la actualidad es el centro de formación religiosa social ( CEFORESO).

A parir de esta inauguración el Centro de estudio se convierte en diversificado, es decir, que se imparten otras, esencialmente Técnico Comercial en las áreas Secretarial de seguridad.

En la actualidad este Centro Educativo posee nuevas construcciones:

  • Sala de secretaria
  • Dirección
  • Sala de maestros
  • 10 baños
  • Salas de estudios
  • Biblioteca
  • 1 Grada techada
  • 1 Enfermería

En otro local compuesto por 4 aulas más donde se trabajara con:

  • Electricidad
  • Computo
  • Contabilidad
  • Costura
Otros logros:
  • Salón de corte y confección
  • Laboratorio de Química
  • Salón de mecanografía
  • Salón laboratorio de informática

También se impartían:

  • Clases de Música
  • Clases de arte
  • Clases de ingles
  • Clases de Karate
  • Clases de educación para adultos

Los propósitos de estudio Profesor Manuel Acevedo Serrano están sustentados en los fines de Educación Dominicana que marcan el Art.5, literales, A, B, C y D que nos dice:

a) Formar hombres y mujeres libres, críticos, autocríticos y creativos capaces de participar y construir una sociedad libre, justa y solidaria; apta para cuestionarla en forma permanente, que combinen el trabajo productivo, el servicio comunitario y la formación humanista.

b) Científica y tecnológica con el disfrute del acervo cultural de la humanidad, para contribuir al desarrollo nacional y a su propio desarrollo.

c) Educar para el conocimiento de la dignidad y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

d) Formar para la comprensión, asimilación y desarrollo de los valores humanos y trascendentes; intelectuales, morales, éticos, estéticos y religiosos.

(El administrador de este blog se hizo bachiller en ese Centro de Estudios)

Muerte Cacique Enriquillo

.
.

De esa manera, por los años 1519-1520 los indios iniciaron una caminata nocturna que los llevaría a las montañas de Bahoruco, tierras que habían sido propiedad del padre de Enriquillo, e iniciaron una lucha que se prolongaría por varios años sin que los españoles, que emplearon toda clase de armas y tácticas de guerra, pudieran vencer a los guerrilleros indígenas.

Enriquillo, que había aprendido táctica militar con los españoles, preparó un plan de guerrilla consistente en tres normas básicas:

Primero, instruyó a los indios para que antes de retirarse a las montañas llevaran consigo todas las armas que fueran capaces de arrancarles a los españoles.

Segundo, atacar desde lo alto de las montañas con piedras y otros materiales sólidos que dificultaran la lucha frontal con los españoles.

Tercero, colocó a los caciques más valientes en los lugares más escarpados de las montañas,  y a las mujeres, ancianos y niños los llevó a lugares seguros para evitar el acceso de los españoles a los mismos.

El primer enfrentamiento entre españoles e indios se libró en un desfiladero, en una región cercana al lugar que hoy lleva el nombre del cacique redentor. Los españoles estaban comandados por Andrés de Valenzuela, quien en la refriega fue apresado por los indios, pero se lo dejó en libertad en honor a su padre, quien había tratado humanamente a los indígenas.

Luego del ataque de Valenzuela, se produciría un segundo, esta vez de la Real Audiencia, quien llevó tropas mejor armadas y con suministros para combatir varias semanas si era necesario. Empero, los españoles eran recibidos por cargas de piedras que arrollaban caballos y jinetes  dejándolos a mansalva de los indios.

Las batallas entre indios y españoles se prolongaron por varios años, hasta que finalmente  con la paz de Barrionuevo, tratado firmado en 1533 por el cacique y el español depositario de ese apellido, llegó a su fin la cruenta guerra del Bahoruco.

Finalmente se consigna que Enriquillo murió el 27 de septiembre 1535 en la ciudad de Azua tras padecer de tuberculosis desde el mes de agosto de ese mismo año.

Enriquillo es conocido a través del relato novelesco de Manuel de Jesús Galván, el que se publicó por primera vez en el año 1882.