Fábula del cojo

Un cojo va a buscar una prostituta, y la unica que encuentra era muy alta para él, pero ella le dice que no se preocupe que ponga una caja en la pierna que tiene más corta y asi no queda desnivelado y listo, solucionado el asunto. Pone el banquito y le empieza a hacer el amor. En el momento en que esta por terminar se le cae el banquito y termina acabando por todos lados y mancha todo.

Moraleja : El que mal anda, mal acaba.

Fábula del pavo

Un pavo estaba hablando con un toro:
-Me gustaría poder treparme al tope de ese árbol, pero no tengo energías- decía.
-Bien, porque no pruebas un poco de mi mierda??- dijo el toro.- Están llenas de nutrientes.
El pavo probó un poco de la mierda, y noto que realmente le dio suficiente fuerza para alcanzar la primera rama del árbol.
Al siguiente día, después de comer otro poco de mierda, alcanzó la segunda rama.
Finalmente, después de dos semanas, él estaba orgullosamente trepado en el tope del árbol.
Mas tarde, sin embargo, el pavo fue repentinamente tumbado del árbol por un campesino, que le disparó.

Moraleja : Puedes llegar al tope a base de pura mierda, pero ella no te mantendrá ahí.

Fábula del conejo

Un cuervo estaba sentado en un árbol, sin hacer nada todo el día.
Un pequeño conejo se dio cuenta de esto y le pregunto:
– Puedo sentarme como tú y pasarme todo el día sin hacer nada??
El cuervo respondió: -«Claro, porque no!!
El conejo se sentó en el suelo, y descanso. Repentinamente, apareció un lobo salto encima del conejo y se lo comió.

Moraleja : Para estar sentado sin hacer nada, debes estar muy, muy alto.

Fábula del pollo

Un pollito amarillo se encontraba en el campo paseando distraídamentecuando de repente apareció un gavilán que lo empezó a sobrevolar con la intención de comérselo.
Al darse cuenta de su situación, el pollito se refugio debajo de una vaca y le pidió ayuda:
– «señora vaquita, señora vaquita, por favor protéjame del gavilán «.
La vaca, muy amable, se hizo caca encima del pollito con la intención de esconderlo del ave de rapiña. Cuando el pollito se vio sumergido en bosta, sacó la cabeza de la misma en busca de luz, al asomarse afuera lo vio el gavilán quien inmediatamente lo sacó de la bosta y se lo comió.

Moraleja 1: No todo el que te llena de mierda es tu enemigo.
Moraleja 2: No todo el que te saca de la mierda es tu amigo.
Moraleja 3: Si estás de mierda hasta la coronilla, no digas ni pío.

Fábula del culo

Un día, el cerebro dijo: – Por ser yo quien da las ordenes y controla las diferentes artes del cuerpo, exijo que se me llame jefe.
Los pies dijeron entonces: – Somos nosotros los que soportamos todo su peso y lo trasladamos a todas partes, por lo tanto la jefatura nos corresponde. De la misma forma las distintas partes del cuerpo expresaron su importancia. El corazón, los pulmones, el codo y hasta el mismísimo culo reclamaron su derecho a ser jefe. Todos, al conocer las pretensiones del culo se echaron a reír, como se atrevía a peticionar un órgano (si se lo puede llamar órgano) tan desprestigiado e insignificante como ese?
A raíz de las burlas y herido en sus mas íntimos sentimientos, el culo, como buen culo que era, se enculo y decidió bloquear la salida, en tres palabras:
no cago mas!!!-dijo.
Al poco tiempo y como consecuencia de esa actitud, el cerebro comenzó con trastornos, había alta fiebre, los ojos se hincharon, los pies se inflamaron y había dolor, ya no podían soportar el peso del cuerpo. El corazón y los pulmones luchaban por sobrevivir, tenían que trabajar a toda maquina para eliminar una parte de las toxinas que los invadían. Todo era un desastre hasta que todos juntos imploraron para que el culo fuera el jefe. Enterado de lo resuelto, el culo comenzó a funcionar, cagando a diestra y siniestra, asumiendo su cargo de jefe.

Moraleja : Para llegar a jefe no es necesario ser un cerebro, ni inteligente, ni ser mas o menos inteligente, ni ser mas o menos imprescindible, solamente hay que tener culo y saber el momento oportuno para cagar a los demás.