Las Ruinas de Jacagua PDF Imprimir
Usar puntuación: / 20
MaloBueno 
Historia - Historia

 

 

 La fundación de Jacagua ocurrió posiblemente el año de 1504, cuando Frey Nicolás de Ovando establece su nuevo asiento en el lugar det mismo nombre. Ya en 1508, según lo revelan los estudiosos de la época, la villa de Santiago tiene armas nobiliarias que les son concedidas por la reina Juana de Castilla. En la cronología de Jacagua, obra del investigador Carlos Dobal, se pueden seguir los pasos fundamentales más importantes de aquella ciudad, cuyos restos revelan una planta bien consolidada y distribuída de manera 1ógica.

En 1520 la crisis demográfica que afecta la isla de Santo Domingo influye notablemente en el trasiego y la concentración de poblaciones por vez primera. Jacagua o Santiago, se despuebla, y sus habitantes, buscando el mar, van a Puerto Plata.

Las nuevas tierras descubiertas son un atractivo para los colonizadores. La crisis del oro es total, y al parecer los ingenios de azúcar se consideran la principal fuente de riquezas.

Ya en plena decadencia desde hace tiempo, un terremoto, el mismo que destruyó la ciudad de La Vega en el año de 1562, destruye la decadente urbe, la que es trasladada a orillas del rio Yaque.

Jacagua, desde ese memento, se transforma en un monumento abandonado que habla de la gran importancia de la fundación antes de 1520. En el año de 175l un terremoto afecta parte de las ruinas, derribando algunos elementos

En el último cuarto del pasado siglo el arquitecto Onofre de Lora trató de hacer algunas restauraciones que resultaron en desmedro del conjunto.

Luego de su destrucción por el terremoto de 1562, Jacagua, también llamado Santiago Viejo, pasó por las manos de numerosos propietarios, siendo el lugar perturbado y usado en algunos casos como sitio de cantería para otras edificaciones. Sin embargo existen suficientes elementos arquitectónicos para poner en valor las ruinas. No se han hecho verdaderas excavaciones profesionales en el sitio.

Pisos, muros, y plantas de viviendas esperan una verdadera cruzada de salvamento del Santiago más viejo de América.