La Vega, un Pueblo donde se Extingue su Historia PDF Imprimir
Usar puntuación: / 27
MaloBueno 
Los activos más valiosos de los pueblos son sus gentes, que en su momento han realizados hechos trascendentales, con los cuales se conforman la historia de de la naciones, a través de documentaciones orales recogidas por acuciosos escritores, impresos, documentales que son recopiladas y archivadas para el conocimiento de las futuras generaciones, donde estas resaltan las glorias y los momentos memorables que los valiosos e heroicos antepasados escribieron en la pagina de la historia

La Vega, ciudad de primicias, fundada por el mismo descubridor de América Cristóbal Colon, quien maravillado por la belleza aclamó "la tierra más bella, que ojos humanos haya visto", prebendado de su belleza, dijo que sus restos fueran depositados en la iglesia del Santo Cerro, este pedido jamás se cumplió.

Pueblo con un historial de laboriosidad, cultura, heroísmo y aportando muchos de sus hijos a la causa de la libertad dentro y fuera del país, en diferente época de nuestra historia. Galardonada con un pasado de hospitalidad, llamada también Ciudad Olímpica, cuando sus atletas escribieron paginas memorables en el deporte nacional en la justa deportiva del 1938, Culta, por aquellas peñas literarias encabezada por Don Federico García Godoy, debajo del centenario y legendario Tamarindo del Parque Duarte, testigo mudo de tantos acontecimientos de un pasado glorioso.

Con grandes aportes de sus mejores hijos a la causa de la libertad, desde los inicios de la República, hasta la decapitación de la tiranía trujillista. Fue aquí, donde por primera vez bajo el cielo azul del Cibao, ondeo azotada por la suave brisa de los pinares veganos, nuestra ensaña tricolor, bordada por las heroicas hermanas Villa del Orbe

fue en La Vega, la gran resistencia contra el opresor ejercito haitiano, contra la anexión a España, no meno fue en todo lo, militar, cívico y literario la oposición a la ocupación Norteamericana, donde se produjo uno de los hechos mas fatídico de la ocupación, la quema del libro DERRUMBE, y posterior la quema de la biblioteca, de Federico García Godoy, una pluma

Esa historia, los relatos, las documentaciones que avalen ese pasado, ¿donde están?

 ¿Que ha pasado con ellas?

 ¿Quienes la tienen? Y la mejor de las interrogantes,

¿En que lugar se van a conservar?, no hay repuesta, y la razón es, no tenemos un Archivo Historio, donde pueden estar estas documentaciones, La Vega, carece de él. Y es lamentable que un pueblo como este no cuente con un instrumento de conocimiento de sus costumbres, sus personajes más relevantes, su cultura, su folklore, sus gustos.

Es por ellos que se hace imperiosa la creación del un ARCHIVO HISTÓRICO DE LA CIUDAD DE LA VEGA,

Estas documentaciones, se encuentran esparcidas por toda la geografía nacional y en otros países,, este es el momento que las autoridades de común acuerdos con estudiosos de la historia de La Vega, unifiquen sus esfuerzos y le den a este pueblo lo que siempre han deseado.

La negativa a está voluntad dejaría a las futura generaciones sin las herramientas necesaria para conocer la real historia de esta provincia, principalmente al Municipio de la Concepción de La Vega, y por consecuencia perderíamos nuestra identidad como pueblo, " los pueblos cuando pierden o destruyen su historia, pierden la identidad como tal, ya que desconocen su pasado y no pueden edificar el porvenir sin tener las bases de su cultura"

Es urgente, trascendental, inexcusable, obligatorio, imperativo, imperioso, apremiante, dotar a esta población de un Archivo Histórico, no se puede llamar ciudad, un conglomerado de personas, edificios y casas, cuando éste carece de un archivo donde se puedan constatar su pasado y las de los que habitan en él

Y volvemos con los interrogantes;

¿Porqué no hay un Archivo Histórico en La Vega?

¿Cuales son las causas que han impedidos su creación?

¿Quienes se apenen a ello?

¿Porqué las autoridades que hemos tenidos desde hace mucho tiempo y la actuales que dirigen los destinos de esta ciudad, municipales y provinciales no se han ocupado de dotarla de este instrumento del conocimiento de su costumbres?

¿A qué se debe que las autoridades, municipales, oficiales, y las instituciones sociales privadas no han diligenciados con el Estado, la construcción de una edificación para alojar el Archivo Histórico de La Vega? No hay repuesta positiva para las mismas, todo queda en el silencio cómplice. Lo que se puede afirmar es que no ha habido ni la hay en la actualidad una voluntad política para ello, por una sencilla razón. La cultura y el conocimiento como tal no producen votos, según la mayoría de los políticos, y como las cosas para realizarse tienen que tener un componente de proselitismo, esto no le es factible.

Pero también la negativa de crear en La Vega, un Archivo Histórico, tiene dos situaciones que se conjugan; la dejadez característica del Estado Dominicano y la otra en los munícipes veganos, hay una especie de egoísmo no quieren transmitirle a los demás los conocimientos y las pruebas documentales hacia los demás.

Aquí hay que hacer un paréntesis, salvos algunos prestantes ciudadanos con muchos conocimientos de nuestros devenir histórico, cultural, deportivo, y social, que siempre han estado en la disposición de brindar informaciones relacionadas con La Vega,

Estas personas no podemos obviar sus nombres ellas son; Cesar Arturo Abreu Fernández, Hugo Máximo Estrella Guzmán, Alfredo Rafael Hernández Figueroa, la Sra. Nini Julia vda. Sánchez, Francisco Torres Petitón, Ariosto Montesano, han sido el soporte para nuestra juventud, han sido la fuente donde se va a buscar,

Hemos retrocedido culturalmente, el acervo cultural de La Vega, en las décadas de los años 20, 30, 40 y principios de los 50, del pasado siglo, ha desaparecido,.

Y, decimos, ¿donde esta, la biblioteca de Don Manuel Ubaldo Gómez?

¿Los archivos de Don Carlos María Sánchez?

¿Los trabajos que hizo sobre la histografia y escultura taina, en la Guacara de Comedero?

¿Los planos originales de Villa Rosa?

¿Los trazos arquitectónicos trazado por Alfredo Scoraina?

¿Donde se encuentran los boletines municipales, de final del siglo XIX y los dos primeros tercio del siglo XX.

Y otros más que se encuentran en las bibliotecas particulares o quizás en baúles como recuerdo, la mayorías de estas personas que tienen documentaciones sobre la historia de la Vega, están en la mejor disposición de ser entregada a una institución, pero a quien se le entregan si no hay tal institución

Publicaciones como;

Los Archivos del Liceo Don Pepe Álvarez de comienzo Del siglo XX

Las actas de inscripción desde los inicio del siglo XX

Fotografías de diferentes actividades de La Vega, desde 1920 hasta nuestro día

Los archivos de la Cámara de Comercio desde su fundación

Las copias de los archivos eclesiásticos, que desposan valiosas correspondencias de ilustres veganos y de las parroquias donde se habla de la festividad de la paloma del Espíritu Santo

Las documentaciones y planos de la construcción del Santuario del Santo Cerro

La documentación de la manutención de ancianos, enfermos y paralíticos, en el Santo Cerro, con las limosnas que daban los feligreses.

La historia de la Concepción de La Vega, escrita.

La documentación real del Escudo de La Ciudad de La Concepción de La Vega.

La defensa de Francisco del Rosario Sánchez, hecha por un prominente vegano.

La Vega con más de 500 años de historia, no es justo que no cuente con un archivo histórico. Desde hace mucho tiempo, un grupo de ciudadanos preocupado por esta situación han estado diligenciando con las diferentes autoridades para la inhalación del mismo, pero todo ha sido en vano.

La situación es tan grave, cuando estudiantes de otras localidades vienen a esta ciudad a buscar datos de la historia de La Vega, tienen que recurrir a ciudadanos particulares, por no encontrar un lugar especifico.

Es necesario que se tome en cuenta de parte de las autoridades el reclamo de una gran parte de la población que reclama por un archivo histórico, no es justo que un pueblo con una rica historia, cultura y arte no tenga un lugar donde enseñar lo que hemos tenido.

Ubaldo Solís/ La Vega, Rep. Dominicana